Slider
Investigaciones

La misión de AIAN es difundir información científica sobre alimentación desde una perspectiva objetiva. Nuestra visión sobre problemáticas clave, que giran alrededor de la comida, se basa en el análisis de estudios recientes que abordan temas alimentarios desde el rigor técnico.

 

Casi el 80% de las personas en México asegura que necesita más información para comer sano, como reveló una encuesta reciente elaborada por la Universidad de Guadalajara. El déficit nacional de información representa una gran oportunidad para retomar el enfoque científico de la conversación alimentaria y educar al consumidor mediante información objetiva.

 

Con este fin, compartimos algunos estudios científicos que consideramos particularmente relevantes, agrupados en los siguientes ejes temáticos:

 

Calidad nutrimental y hábitos alimenticios

Una dieta balanceada y rica en nutrimentos mejora la salud de las personas. Para avanzar hacia una dieta óptima, expertos científicos internacionalesllaman a cambiar los hábitos alimenticios dentro del concepto de la “dieta total”, donde el balance y densidad nutrimental del conjunto de alimentos ingeridos juegan un papel central en la salud. No hay alimentos buenos ni malos, sino dietas óptimas y dietas poco saludables, que se pueden mejorar transitando hacia hábitos alimentarios más balanceados y nutritivos.

 

Procesamiento y tecnología de alimentos

La tecnología es una herramienta fundamental para diseñar y producir alimentos con una vida útil más larga, que sean ricos en nutrientes y resulten agradables para el consumidor. Científicos de diversas disciplinas han traído avances importantes en la elaboración de alimentos; no sólo en relación a la cantidad de alimentos que se producen sino a la densidad de nutrientes que se incorporan a la dieta gracias al uso de la ciencia. Un mejor entendimiento del procesamiento de la comida puede llevar a una alimentación más nutritiva y balanceada.

 

Ecología y seguridad alimentaria

El crecimiento acelerado de la población global, que se acercará a los 10 mil millones de habitantes en el 2050 y demandará un enorme abasto de comida para satisfacer sus necesidades básicas, trae el gran reto en materia ecológica y de seguridad alimentaria, de alimentar a la población sin causar daños significativos al medio ambiente. Para abarcarlo, especialistas sugieren gravitar hacia “dietas sostenibles” – y un modelo de producción alimentaria que contribuya a la seguridad alimentaria y nutricional, así como a la sostenibilidad del planeta.