Slider
Nuestro contenido


ALACCTA: la voz de la ciencia

Autor: admin | 11 abril, 2019



AIAN cuenta como socio estratégico a La Asociación Latinoamericana y del Caribe de Ciencia y Tecnología de Alimentos (ALACCTA), con quien trabajaremos de la mano para difundir información científica sobre alimentación y nutrición.

 

Desde 1972 ALACCTA se ha posicionado como una autoridad científica para el desarrollo y fortalecimiento sustentable de los alimentos.

 

Entre sus misiones destaca el difundir conocimiento y contribuir al fortalecimiento y reconocimiento de los científicos en alimentos. A través de la colaboración internacional entre la academia y el sector industrial.

 

ALACCTA cuenta con un equipo de profesionales comprometidos con la misión de alimentar al mundo de la manera más saludable y eficiente que sea posible. Sara Valdés, presidenta de la asociación, es un claro ejemplo del su alto nivel de profesionalismo. La Dra. Valdes, química farmacéutica bióloga especializada en tecnología de alimentos, ha sido catedrática de la UNAM en este campo por más de 35 años. Su experiencia e importantes conexiones a nivel internacional posicionan a la organización como un representante clave del progreso y la innovación en el sector alimentario. 

 

Por esta razón, ALACCTA se ha sumado a organizaciones como la International Union of Food Science and Technology (IUFoST) en promover el desarrollo y expansión de tecnologías que brinden comida más abundante y de mejor calidad a los hogares de todo el mundo.

 

En 2016, ALACCTA publicó la Declaración de Montevideo para enfatizar el deterioro en la conversación pública en torno a la alimentación y, a la vez, sumar su propia voz al debate. ALACCTA reconoce “que se ha creado gran confusión acerca de la naturaleza y propiedades de los alimentos in natura y procesados, dadas las múltiples versiones acerca de su contenido de nutrientes y otros ingredientes, expresadas por diversos grupos de interés”, y que esto ha desviado la percepción pública hacia los alimentos procesados hacia “apreciaciones (nutrimentales) no necesariamente basadas en la ciencia”.

 

También en la Declaración de Montevideo, ALACCTA se pronuncia sobre la importancia de la ciencia de alimentos, ya que, “permite generar la inmensa variedad de alimentos y bebidas que se ofrecen hoy al consumidor y jugará un papel crucial en el propósito de alimentar a los 10 mil millones de personas que habitarán la Tierra en las próximas décadas”.

 

Puesto que “la comunidad científica internacional establece las bases bajo las cuales se acepta la validez del conocimiento científico para diferenciarlo de la especulación y la pseudociencia”, la asociación hizo un llamado a los científicos alimentarios del mundo para que salgan de sus aulas y laboratorios y ocupen un espacio en el debate público. Esto con el fin de orientar a las autoridades en el establecimiento de reglamentaciones alimentarias, exigiendo que se hagan “sobre bases científicas”.

 

Solo así se podrá aprovechar el debate alimentario para servir a todos los consumidores y las metas globales de seguridad alimentaria.

 

Estamos muy entusiasmados de liderar, junto a ALACCTA, este esfuerzo de informar al público sobre la importancia de la ciencia de alimentos y reinsertar la ciencia y los criterios objetivos en el debate nutricional.