Slider
Nuestro contenido


Sigamos agregando ciencia a los alimentos

Autor: admin | 11 abril, 2019



Agregar ciencia a la receta de la alimentación garantiza que todos tengamos acceso más conveniente a comida nutritiva y segura. Al sumar el ingrediente de la ciencia a nuestros alimentos, satisfacemos nuestras necesidades nutricionales y los más avanzados estándares de calidad de vida. Esto se refleja en la realidad, ya que, los alimentos procesados representan más del 87% del gasto promedio de los mexicanos en alimentos, según el Sistema de Cuentas Nacionales de México.

 

Aunque el rol fundamental de los avances científicos no es cuestionado en áreas como la medicina, en el caso de la alimentación existen voces que piden que los avances científicos no sean aprovechados. Dar marcha atrás en la innovación alimentaria significaría renunciar a avances que nos han garantizado el acceso a comida sana, segura y abundante. Esto va contra los intereses de la población global.

 

Entonces, ¿qué nos aporta la ciencia alimentaria?

 

Hace que la comida sea más segura: La ciencia nos permite calentar, mezclar y conservar ingredientes para que sean agradables y seguros para el consumidor. Dejar de comer estos alimentos, elaborados por científicos, implicaría sólo ingerir comida insegura que no está adecuadamente preservada o empaquetada. Esto representa importantes riesgos a la salud de los consumidores. Adicionalmente, los alimentos elaborados por especialistas preservan nutrientes que de otra manera se perderían después de la cosecha. Es decir, los avances científicos en el campo alimentario ayudan a evitar que millones de toneladas de productos sean desperdiciados por su corta vida.

 

Facilita un estilo de vida más cómodo: Aprovechar la ciencia de alimentos significa nos permite gozar de muchas comodidades que hoy tenemos a la mano. La población urbana y sedentaria del Siglo XXI requiere de soluciones tecnológicas que faciliten acceso a alimentos seguros y saludables a lo largo del año. Los alimentos procesados, al ser eficientes en cuanto a costos y el uso del tiempo en su preparación y preservación, son gran parte de la solución.

 

La ciencia es la única manera de garantizar que una amplia gama de alimentos sea accesible al consumidor a lo largo del año en diversos lugares del mundo. Sin ella, no se producirían una gran cantidad de alimentos especializados que se adaptan a las dietas de los seres humanos, a los diferentes tipos de climas y a la disponibilidad de recursos naturales.

 

Por ejemplo, conforme envejece la población, será necesario proveer alimentos que contribuyan a las necesidades nutrimentales de los adultos mayores. Otro caso sumamente importante son los infantes que, por diversas causas, no pueden alimentarse con leche materna, y gracias a que existen productos específicos como la leche en polvo, pueden continuar su desarrollo normal.

 

La gente quiere más opciones en los estantes, no menos. Aprovechar técnicas que permiten la especialización de productos alimenticios expande sustancialmente las alternativas de comida a las que tenemos acceso hoy en día. Estos avances ayudan a cuidar la nutrición de cada individuo y permiten adaptar la alimentación a su estilo de vida.

 

Ahorra recursos y tiempo: El uso aplicado de la ciencia en los alimentos permite que la comida sea más barata cara y que su preparación requiera menos tiempo. El procesamiento de alimentos ha estado presente desde el uso de técnicas antiguas para mantener una dieta equilibrada, como presionar aceites, moler harinas, así como secar y conservar desesperadamente los ingredientes. Afortunadamente, estas técnicas que conforman el procesamiento de la comida en su forma más elemental han sido reemplazadas por el uso de maquinaria avanzada fórmulas químicas que hacen que los ingredientes sean más adecuados para el consumo humano.

 

Sin ciencia de alimentos tu comida podría poner en riesgo tu bienestar físico, tu estilo de vida y el de tus seres queridos. Sólo a través del uso responsable de la ciencia y el procesamiento de alimentos se podrá asegurar que nuestra comida sea agradable, accesible y saludable.